Hotel Hacienda Sepúlveda: Tu próximo destino

De vez en cuando es válido regalarnos un descanso, salir de la rutina, olvidarnos de todo y concentrarnos en nosotros mismos. Hotel Hacienda Sepúlveda es tu próximo destino!.

Hospedarte en Hacienda Sepúlveda es vivir la experiencia dual de la vida de rancho, rodeados de vegetación, diversidad de especies animales, caballerizas y el ambiente arquitectónico que recrea una escena de la época de la revolución, pero a la vez un espacio de relajación y aislamiento del caos diario. 26 habitaciones decoradas una independiente de la otra hacen que te sientas como en casa.

La Hacienda Sepúlveda es una construcción de 1684, ubicada en el Pueblo Mágico de Lagos de Moreno, fundada hace más de 450 años con el fin de servir con protección a los viajeros y las mercancías que trasladaban en el camino de la plata México-Guanajuato-Zacatecas, ahí donde te encuentras las historias más inverosímiles del famoso alcalde Don Diego Romero.

La Hacienda está constituida por un conjunto de edificios relacionados entre sí por sus funciones, por lo que su planta arquitectónica se desprende de los vínculos que sostienen los diferentes usos de cada espacio, además de factores ambientales, y características del suelo del lugar.

Estos edificios servían para realizar las diferentes actividades de la Hacienda que en su momento fue agricultora, a fin de favorecer su producción y distribución en las zonas aledañas. Entre otras actividades de la hacienda existen por supuesto la administración, la zona de habitaciones o casas de los dueños y trabajadores, caballerizas, resguardo de mercancías, por lo que en Hacienda Sepúlveda encontraremos dos trojes, una convertida en el restaurante del hotel y la otra dividida para alojar dos habitaciones impresionantes!.

Hoy en día la Hacienda Sepúlveda es un Hotel Boutique que conserva su arquitectura original, sin embargo la familia Serrano, quienes han dado uso y mantenimiento a la propiedad desde hace 3 generaciones, buscan brindar la posibilidad de vivir una experiencia única en donde no tendrás tiempos muertos al descubrir detalles en cada uno de los rincones y disfrutar de un merecido descanso dejándote consentir con un buen masaje.

Al llegar al Hotel Hacienda Sepúlveda nos recibieron con un masaje de manos, ¿han sentido que usan mucho sus manos para trabajar?, éste fue el momento en que me di cuenta que había llegado al lugar indicado para relajarme y estar lista para todas las actividades que nos esperaban.

Las Habitaciones

Cuenta con 26 cómodas habitaciones decoradas con un sello particular cada una, y adaptadas al espacio; algunas con doble altura; con terraza, jacuzzi, cocineta; dobles o con cama matrimonial; otras conectadas entre sí para ir en familia; en fin las opciones son bastantes para que tu visita sea totalmente placentera. Como tip les digo que admiren cada adorno que encuentren en su habitación pues todos son parte de la historia y vivencias de la Sra. Serrano.

Podrás notar que cada habitación tiene un nombre distinto, pregunta por las historias que están detrás de los nombres, seguro soltarás carcajadas de diversión. Por ejemplo, la habitación contenta maridos, contaba con un colchón que se hundía en su parte central por lo que de una u otra forma la pareja terminaba unida. 

SPA

Si de lo que se trata es despejar los nervios y el estrés, déjate consentir en el Spa de Hacienda Sepúlveda, la variedad de masajes y terapias seguramente te dejarán tan relajado que no querrás salir de ahí!. 

En Hacienda Sepúlveda también podrás vivir la experiencia del temazcal, construido con piedras y ladrillo para dialogar con la arquitectura del entorno y por supuesto cumpla con las características necesarias para su funcionamiento y te lleves un gran recuerdo. 

En mi visita al spa me comentaron que existen masajes relajantes, holísticos, memoria corporal, vinoterapia, chocolaterapia y todos podemos disfrutarlos, incluso mujeres embarazadas a las que las terapeutas tratarán con cariño y delicadeza. 

 

Actividades

Si de vencer el aburrimiento se trata, Hacienda Sepúlveda es una gran opción pues la extensión de la propiedad esta repleta de actividades. Podrás pedalear en lancha en el lago, realizar pesca deportiva, acariciar a los animales. tienen un burrito igual al de la película Shrek; venados, caballos, pavo reales, gallinas, guajolotes; gran diversidad para disfrutar de la naturaleza. Además tiene paseos en bicicleta y en calandria. 

Pero si te gusta la aventura te recomiendo montar a caballo, Juan Alfonso Serrano, uno de los dueños, realiza cabalgatas dentro de la Hacienda y también hacia otras haciendas de la zona. Yo monté a “Mago”, un caballo con carácter fuerte y dominante con el que disfruté del paseo!!!.

Una de las actividades que más disfruté fue la alberca, cuenta con agua tibia que a cualquier hora del día esta ideal para darse un chapuzón, ubicada en un patio rodeado de arcos es un paisaje singular que definitivamente debes vivir, así que ya lo sabes no olvides tu traje de baño. También podrás disfrutar de uno de los dos jacuzzis al aire libre!. 

Bar

Ya sea que vayas a algún evento o por el mero gusto de un merecido descanso, el bar “El Alipuz” tiene ese toque especial para pasar una noche bohemia con uno de los diferentes cócteles con los que cuenta su carta. 

El bar está decorado con fotografías del “Árbol genealógico” de la familia Serrano; llamó mi atención fotos en las que salen muchos niños jugando, por ello pregunté a Santiago alguna anécdota y efectivamente la hacienda siempre ha sido familiar y toda la primada jugaba y corría disfrutando de esta hermosa propiedad. 

Eventos

Los jardines de la Hacienda Sepúlveda son mágicos escenarios para eventos como: bodas, bautizos, entregas de anillo de compromiso, cuentan con paquetes muy atractivos para que hagas de ese momento especial algo mágico y memorable. 

Este fin de semana se podrá disfrutar del Festival de Tacos, Tequila y Jazz, con 12 variedades de tacos preparados y pensados para un excelente maridaje con tequila de la Familia Cuervo con tres variedades: blanco, reposado y añejo. 

Gracias a Hacienda Sepúlveda, en especial a Santiago y Juan Alfonso Serrano y a LS Public Relations, quienes hicieron posible esta hermosa experiencia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *