Leer en el transporte público – solo para intrépidos

Ciudad de México, en donde el doble hoy no circula es diario.

Con la vida tan ajetreada que llegamos a tener es prácticamente imposible tener tiempo para retomar nuestro hábito de lectura diaria.

De ser una persona que leía diario, y diario quiere decir de lunes a domingo por lo menos 1hr, pase a ser un adulto que busca periodos de 30 minutos libres para leer los fines de semana, es triste pero es la realidad.

Pero teniendo en cuenta la situación actual de nuestra Ciudad, con el hoy no circula, podemos aprovechar nuestro tiempo de traslado leyendo, digo, para verle el lado amable a las cosas.

El transporte público puede ser ideal.
El transporte público puede ser ideal

Estoy perfectamente consciente que leer en el camión o en el metro no es el lugar más cómodo del mundo pero seamos sinceros, a los que nos apasiona leer así estemos parados, apretados, en el momento en que empecemos a leer nos vamos a transportar a la Tierra Media, Hogwarts o a la Inglaterra victoriana.

Incrementa tu destreza

Esto no solo te ayudar a aprovechar mejor tu tiempo, si no que hará que fortalezcas tus piernas y tu habilidad de equilibrio.

¿Y quién dice que no?, tal vez puedas conocer a más lectores intrépidos en el transporte público.

¿Qué necesitas?

1.- Una ruta definida de transporte, cuando estás leyendo es muy fácil que te distraigas y termines en la salida a Toluca por accidente.

2.- Calzado cómodo, no solo te vas a enfrentar a empujones, ahora intenta hacer todo eso en tacones.

3.- Vuelve a lo básico, de preferencia toma un libro en físico, así no levantaras codicias sacando tu tableta para leer.

Amaranta
Amaranta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *